21 de septiembre de 1999

Sigo en cama. Ya no sé que leer ni qué mirar en la tele.

Al principio, el saquito gestacional crecía y el hematoma, también. Estaba muy desanimada. Cada mañana, cuando me despertaba, me preguntaba qué iba a hacer hasta la noche y si todo el reposo que estaba haciendo me iba a permitir llegar al final o solo lo posponía la pérdida.

Pero después el hematoma empezó a achicarse y ahora ya casi desapareció. Casi no tengo pérdidas.

Yo creo que va a estar todo bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: