2 de febrero de 1999

A veces, de un impulso surgen cosas buenas. Este viaje, por ejemplo. Mi familia se oponía a que llevara a Lucas a la casa de una desconocida. Sin embargo, Alejo estuve de acuerdo en que nos fuéramos. Los que más se arriesgan son ellos al recibirte en su casa, me dijo. Y tenía razón. Por las dudas mis tíos me hicieron una extensión de su American Express dorada, que no tiene límite de gasto. Por si me tenía que ir a un hotel o me pasaba algo.

Afortunadamente, fue una precaución totalmente innecesaria. Después de un montón de horas de escala en Santiago, Lucas y yo llegamos al DF. Virginia nos estaba esperando. No habíamos podido intercambiar fotos, pero nos reconocimos de inmediato. Nos invitó a comer y después nos llevó a su casa. Cuando hubo que subir nuestras valijas al dormitorio del primer piso, me olvidé de que el DF está a más de 2200 metros sobre el nivel del mar, (que es lo mismo que decir sobre el nivel de Buenos Aires), y quise hacerlo yo solita rechazando el ofrecimiento de Gabriel, el marido de Virginia. Cuando llegué me latía tan fuerte el corazón que creí que iba a tener un ataque o algo así.

Virginia y Gabriel trabajan en el centro, así que alguno de ellos nos dejaba en el Zócalo a la mañana y desde ahí, Lucas y yo íbamos recorriendo la ciudad.

Creo que es imposible conocer todo el DF (es inmenso), pero sí llegamos a visitar casi todos los lugares turísticos. Nos encantó el Museo del Templo Mayor, aunque había tantas piezas vinculadas a la sangre y los sacrificios que se me hacía difícil explicárselo a Lucas. También visitamos la Catedral, aunque estaba en obras de apuntalamiento y había partes que no se podían ver.

Otro día conocimos el Palacio Nacional, donde están los murales de Diego Rivera sobre la historia de México.

El fin de semana nos llevaron a pasear por Xochimilco. Ahí almorzamos en la feria y me enchilé. Creo que era solo una cuestión de tiempo. A los mexicanos les gusta la comida MUY picante y les cuesta entender que para vos es indigerible. Resulta que fuimos a almorzar y no se me ocurría que pedir que no fuera picante. Al final me decidí por un consomé de pollo. Eso debía ser suave. ¿no? Error. Era super picante. El tema es que me daba vergüenza decirles que tampoco podía comer eso y decidí hacerlo igual por más desagradable que me resultara. El problema fue que, por más que traté de disimular, me empecé  a poner roja, al punto de preocupar a Virginia, quien me empezó a preguntar qué me estaba pasando. A pesar de mi tímida respuesta, se dio cuenta de que no podía con el consomé y se lo terminó comiendo ella. Me  pidió unas quesadillas. Esas no son picantes.

Uy, ya tengo que preparar la cena. Qué tarde se hizo. Mañana sigo con lo que nos pasó en Taxco. ¡Qué mal momento! Menos mal que todo terminó bien…

Anuncios

10 responses to this post.

  1. y yo que pensaba que el consomé de pollo era para los enfermos…. que inocente!.. que poca onda Alejo: Los que se arriesgan son ellos al recibirte en su casa!!!!

    que bueno unos dias diferentes !!
    un beso

    Responder

    • Yo pensé lo mismo y me equivoqué.
      No creo que Alejo me lo haya dicho con mala onda. Fue un poco para defenderme de mi familia que me trataban de loca 😉
      Besos

      Responder

  2. Qué buenas fotos!
    Todo salió tal cual lo esperabas, me imaginaba que de otra forma no sería.
    Che, me fascinan los picantes.

    beso grande

    Responder

  3. Posted by lady baires on noviembre 25, 2010 at 9:36 am

    Me imaginé que todo saldría bien.
    Qué buenas fotos.
    A seguir disfrutando!

    besos

    Responder

  4. lo del consomé no lo sabía

    me encantó este post marina

    Responder

  5. Que bueno que te recibieron tan bien!!

    Besos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: